La Orquesta Filarmónica de Querétaro: Fortissimo

blog_vq_2Vive Querétaro se dio cita el viernes 05 de julio para el 6to y último concierto de la segunda temporada del año de la Filarmónica de Querétaro. Y la verdad, ¡qué concierto!, y eso sin ser, al menos yo, un fan de la música de culta conocida como “clásica”.

En mi primaria (cosa que a nadie le interesa, pero igual lo comentaré) llevaron alguna vez a la Filarmónica a presentar Pedro y el Lobo, y de niño, me había parecido increíble, a lo mejor no tenía el show que tiene un grupo de rock o la música popular en vivo, pero la manera en que te movía la música era algo difícil de comprender. Muchos matices que otros estilos de música no te pueden dar; regresando al presente, me volvió a suceder lo mismo. Puede ser que al escuchar 69 instrumentistas de manera acústica, sólo controlando el volumen de cada instrumento por la distancia, el acomodamiento de cada grupo, el lugar y la fuerza física con la que se toca, haga que se sienta mucho más parecido al sonido envolvente y potencializado del cine  que al de un grupo musical cualquiera; te impacta en la cara el sonido.

blog_vq_3

El lugar no podía ser mejor: el histórico Teatro de la República, lo que hacía que el ambiente se sintiera muy elegante e imponente. Los otros cinco conciertos de la temporada fueron en el Teatro Alameda que es un recinto más grande pero de igual manera me dijeron que la espectacularidad del sonido no cambia, y esto se debe precisamente a la calidad de la Filarmónica en sí. En Vive Querétaro no nos gusta recomendar experiencias y espacios por el sólo hecho de ser o estar en Querétaro: La Filarmónica de Querétaro -en ésta ocasión dirigida por el Maestro José Guadalupe Flores, quien ha estado al frente de las más importantes orquestas de México, América, Asia y Europa-, es una buena Filarmónica y está a la altura de las mejores del país.

blog_vq_4

En el 6to concierto, siguiendo la tendencia de cubrir autores de un mismo país por fecha, se interpretó a 3 autores estadounidenses: Bernstein, Copland y Gershwin, los tres del siglo XX. Agradezco personalmente la selección pues aunque sólo conocía a uno de ellos, es música muy digerible. Bernstein y Copland se dedicaron al teatro y al viejo Hollywood entre otras cosas, por lo que podías imaginarte siendo un vaquero en el oeste mientras escuchabas. Gershwin tiene un sonido inconfundible que a mí me parece un jazz con música de cámara. Muy diferente y agradable.
blog_vq_1Lo increíble aquí es que el sonido puede ser tan suave y delicado como ninguna otra música y de momentos hacerse más fuerte y poderosa que una guitarra eléctrica y una batería a todo volumen. Con un movimiento de batuta el sonido crece y crece hasta volverse imponente y gigantesco, verdaderamente impresionante.

Escucharlos en vivo es una experiencia que recomendamos a cualquiera; aunque sea “una sola vez”. Es como montarte en una montaña rusa, se te queda, después de la primera vez las siguientes vendrán más fácil, aunque al final tú decidirás si regresas o no, pero escucharla o al menos conocerla vale la pena.
Por el momento la Filarmónica se tomará unas merecidas vacaciones y empezará a preparar la tercera temporada del año, que sin duda, será mejor y, al menos nosotros, no nos la perderemos.  Nos vemos ahí.La Filarmónica de Querétaro es buena, y aquí sí, es nuestra; de nosotros y  nuestra asistencia a sus conciertos depende que cada vez haya más temporadas. No hay que dejarla morir.

blog_vq_6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s